Los síntomas de estrés postraumático son muy molestos y limitantes en la vida diaria para la persona que los padece. De hecho, aparecen cuando menos te lo esperas e irrumpen así sin más, en forma de flashbacks (recuerdos vívidos de lo que pasó), pesadillas o crisis de pánico.

sintomas-de-estres-postraumatico

«El TEPT (Trastorno por estrés postraumático) es un recuerdo recurrente y molesto de un episodio traumático insoportable; los recuerdos duran más de 1 mes y comienzan dentro de los 6 meses del suceso. (…) Los síntomas incluyen la evitación de los estímulos asociados al episodio traumático, pesadillas y episodios de recuerdo disociativo. (…) El tratamiento consiste en terapia de exposición y farmacológica».

Manual MSD

Marina Díaz, psicóloga clínica y autora del blog Psicosupervivencia, nos explica en qué consisten los síntomas del Trastorno por estrés postraumático y las diversas oportunidades que hay para mejorar.

Y es que no todo es oscuridad, hay diversos métodos validados para ayudar a quienes padecen el mismo (como la terapia de exposición, ya mencionada, o el enfoque cognitivo-conductual).

Lo principal, diría yo, es buscar ayuda profesional. Ese entorno seguro en el que poder rememorar el suceso con alguien que te sostenga y comprenda. Y luego ya, además, de forma complementaria, podrían ayudar otras herramientas, como por ejemplo, la escritura terapéutica.

Diversos estudios arrojan resultados prometedores acerca de esta herramienta (la escritura terapéutica), especialmente en personas con dificultades para expresar sus emociones.

¿Te imaginas pasar por un evento traumático y no ser capaz de verbalizarlo? ¿De buscar ayuda? ¿Sentir cómo te ahogan los recuerdos sin saber cómo y con quién compartirlos? Tal vez por vergüenza o tal vez por miedo.

¿Qué pasaría?

Seguramente aumentaría mucho tu sufrimiento y posibilidad de empeorar o que se haga crónico (que dure mucho en el tiempo).

Con el ánimo de ayudar a quienes lo padecen (o tienen a alguien cercano que lo tiene) y más en estos tiempos convulsos de guerras y Covid, compartimos esta conversación acerca de Salud Mental.

Y, aunque no te toque de cerca, veo muy útil este capítulo ya que, la escritura terapéutica, es una herramienta que también nos sirve en el caso de problemas de ansiedad o depresión, ya que (cito): «ayuda a algunos pacientes a tomar el control de su propio destino y clarificar y ver mejor sus propios pensamientos». Es decir, nos ayuda a separarnos de esas sensaciones desagradables con potencial para bloquearnos e impedirnos llegar a llevar una vida satisfactoria.

La escritura terapéutica separa quienes somos en realidad de nuestos pensamientos; «no somos nuestros pensamientos» es una de sus premisas.

Y no les cuento más porque creo que Marina Díaz lo expresa mucho mejor que yo.

Así que, ¡adelante podcast!

Puedes entrar en: Ivoox, iTunes y Spotify.

PD: Marina nos recomienda libros al final. La autora de los tres es Natalie Golberg y su libro más famoso El gozo de escribir (picar para conseguirlo, disponible en Amazon).

PPD: Marina también tiene una lista de correo y es la newsletter que más leo (y lo digo totalmente en serio), si quieres echar un ojito te dejo el enlace.

PPPD: ¿Te interesa la salud mental? En posts anteriores hablamos sobre insomnio.

¿Quieres aprender a cuidarte mejor en el día a día? Únete y descarga el PDF de Manual de autocuidados

* indicates required
Consentimiento *

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.